¿Qué es el arsénico? – Bona Sed

¿Qué es el arsénico?

Un término que escuchamos frecuentemente en los medios, es un elemento clasificado en la tabla periódica con el número 33 y entre los "metales". 

El arsénico se encuentra presente de manera muy extensa en la naturaleza y puede encontrarse en el agua, suelo y subsuelo, aire y hasta en nuestros alimentos.

Existe en dos formas: Orgánico e inorgánico.

Hay una preocupación creciente entre científicos, pediatras y otros especialistas en sus efectos a mediano y largo plazo en la salud con la exposición a bajo nivel de este elemento, especialmente entre infantes y niños que pudiesen consumir agua y alimentos contaminados -particularmente aquellos cuya base es arroz-, durante etapas críticas de su desarrollo.

¿Dónde se encuentra el arsénico?

Está muy ampliamente distribuido en el medio ambiente. Puede trasminarse a los mantos acuíferos a través de rocas y el suelo y también es utilizado en pesticidas, barnices, hasta el tabaco lo contiene. Asimismo puede ser introducido a la atmósfera por volcanismo y en procesos de minería. 

Es un verdadero problema en los mantos freáticos de ciertas regiones del planeta. Tiende a tener una mayor concentración en aguas de pozos de media y gran profundidad que en aguas superficiales como ríos o lagos.

¿Cómo puede introducirse al organismo?

La vía principal del arsénico al cuerpo humano es a través del consumo de agua y alimentos que lo contienen; se ha detectado en cultivos como arroz y en algunos pescados, que terminan absorbiéndolo del medio en el que crecen. También puede ser respirado o absorbido a través de la piel, aunque no son los medios más comunes de exposición.

¿Qué efectos puede tener en el ser humano?

El arsénico puede afectar diversos órganos y sistemas del cuerpo, como:

  • PIel
  • Sistema nervioso
  • Sistema respiratorio
  • Sistema cardiovascular
  • Hígado, riñones, próstata y vejiga
  • Sistema inmune
  • Sistema endocrino
  • Procesos de desarrollo, especialmente preocupante entre niños pequeños

Se ha detectado que, aún en exposiciones a bajo nivel, este elemento puede interferir con la función del sistema endocrino y también se le ha asociado con cáncer de riñón e hígado e inclusive de pulmón. 

¿Cómo puede reducirse el riesgo de su ingesta?

  • Hacer pruebas de agua específicas para arsénico que se consume en casa
  • Tener una dieta variada y balanceada, que incluya diversos granos para minimizar el consumo en exceso de alguno que pudiera contener arsénico
  • Tomar suplementos de ácido fólico (vitamina B).
  • Purificar el agua mediante procesos avanzados como ósmosis inversa.

Nuestro sistema de ósmosis inversa integral Waterdrop G2® elimina éste elemento del agua, así como un espectro muy amplio de otros contaminantes como metales pesados, pesticidas, fármacos, virus, bacterias y muchos otros. 

¡Seguridad, confianza, comodidad y ahorro Bona Sed®!

 

*Con información del Instituto de Ciencias de Salud Ambiental, E.E.U.U.

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados